3 oct. 2013

EN EL BARRANCO DE LA MENTE




 Doblan troncos de savia y sudor
carentes de hojas que cabalguen en el viento,
son días que disuelven el agua
respondiendo al lloro de la tierra
para cincelar surcos en los senderos.





Brotan prolongaciones mentales
como extensiones en el espacio,
trazos expandidos en el tiempo
que contradicen la luz de la mirada
buscando engranajes entre ilusiones.





Sobrevuela el azahar como zahorí
emulando la medición física del espacio,
desgajando el paisaje en ficción,
en un collage de artificio
como fotograma de la mente.



TEXTO Y FOTOS: AGFOVIC. DERECHOS RESERVADOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu mensaje