10 oct. 2013

ELCHE DE LA SIERRA: CORPUS CRISTI



El día del Corpus amanece en el pueblo albaceteño de Elche de la Sierra con calles coloridas y embellecidas por sus vecinos que han robado horas al sueño. El sol que se despereza suavemente desciende entre las fachadas hasta iluminar unas impresionantes y artísticas alfombras cuyo único material es el serrín.


 









 





































Las virutas tintadas en colores y tonos vivos, sirven para “pintar” las calles y plazas por las que transcurrirá la procesión. Las peñas alfombristas han confeccionado con anterioridad los moldes guías del boceto a realizar.



 







































Así tras una larga siesta y fugaz cena, salen armados los vecinos de sus propias manos, de tablas y moldes, de cernidores de diferentes tamaños y formas, de depósitos de agua para ir humedeciendo el serrín echado en el suelo, hacerlo más pesado y que no lo mueva el viento. Por grupos se ocupan en los diferentes tramos de estas creaciones diversas de arte tan efímero.






























Al mediodía sale de la iglesia la Procesión del Corpus. La Custodia va escoltada por “manolas” y los niños que han hecho la Comunión ese año. Y… pasan por encima de todas las alfombras. ¡Duele el verlas desaparecer! Pero el milagro de verlas se obrará al año siguiente.



























































 Arte donde la mano de Dios,
diseño desde el jardín de la creación,
devoción sobre la fe, pasión y resurrección,
tradición hasta el adoquinado de sus calles,
bajo el manto nocturno de las lucernas del cielo,
bajo nubes de incienso y pétalos de flores,
bajo zapatos de mística emoción
las virutas son versos de todo un pueblo
que conjura limaduras de amor y anhelos.



























TEXTOS Y FOTOS:AGFOVIC. DERECHOS RESERVADOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu mensaje