31 ago. 2013

EL SUDARIO DE LAS PIEDRAS



Flota una espada de lluvia y bruma
entre las ramas de una estación primaveral,
goteando infusión sobre el musgo de las piedras,
lágrimas sangrando de pétreo corazón, caldo
sollozando juntas como amor quebrado.



































Desafiante, la fragancia de las flores
lucha contra el olvido con la certidumbre,
el fuego de la fe vencerá como dulce pira
de la pasión, goteras que dan calor al alma,
eco del cielo entre el colirio de la tierra.






 





























Momentos embriagados de vidas apagadas,
devoran soplos de recuerdos en mejillas
como caricias mendigas de hacienda
libando el amor esclavo de existencia
que solo necesita de un sitio donde orar.







 






























Reposa el aliento de los héroes
como una tregua del miedo y trajes,
es anima de soledades devoradas
de perdidas irremediables
brotando como sudor de la agonía.














































FOTOS Y TEXTO : AGFOVIC. DERECHOS RESERVADOS

30 ago. 2013

TERRA INCOGNITA




Extracto del diario del Contramaestre:

“Salimos del puerto, deslizándonos en el agua tamizada con el ruido de la algarabía en la despedida y el aroma a brea, madera  y pintura. Dejamos a tras a las familias, el regusto a ron y brandy. Los chirridos de las gaviotas nos despiden estridentes, mientras las blancas velas se van desplegando en competencia con las migajas de nubes que tiñen el cielo casi completamente de azul.”

























































Extracto del diario del Contramaestre:

 “El pico de cangreja de la corveta toma la brisa fresca y presta, mientras los marineros faenan de un lado a otro con celeridad y eficacia, sin pausa ni descanso. La vela mayor, braceada a sotavento para bolinear, se infla sin aspavientos hasta dar forma a una curva enfilando rumbo a lo desconocido, dejando una larga estela entre las olas que mansamente acunan la nave en su regazo. El horizonte enarca el miedo a lo inexplorado, solo el corazón aligera los recuerdos mientras El Dorado la dicha promete.”
























Extracto del diario del Contramaestre:

“De colorida piel impresa, sobre la mesa del Capitán se despliegan royos y trozos de mapas, dibujos e instrumentos de navegación. Mientras las olas mecen juguetonas la nave, trazos de líneas paralelas aparecen bajo la regla dibujando el sentido de la singladura. Compás y cuadrante habían calibrado la travesía, ese rumbo náutico seguido en cooperación con las estrellas y el horizonte. En eso estábamos cuando el vigía en la cofa de trinquete gritó: 

 < ¡Tierra!, ¡tierra por la amura de estribor!>”













FOTOS Y TEXTO:AGFOVIC. DERECHOS RESERVADOS