10 dic. 2013

LISBOA



"LISBOA GRITAME DEZ ANOS MAIS TARDE"

Lisboa abre nuestro particular cuaderno de bitácoras, como un galeón abierto a las leyes astrales en busca de nuevas sensaciones, nuevas tierras ancladas en lo desconocido, "hoy todavía me grita, diez años mas tarde".



















Rojos
la cúpula azul, silenciosos y brillantes
sonríen los tejados,
encendidos por la vida,
son tejas del tiempo y los sueños,
amores profundos y prendidos en sus aguas
con sabor a ceniza y piedra,
recinto del paso del corazón humano.


























Largos
como gusanos sin alas
suben y bajan en su avance los "eléctricos"
por "rúas" de hierro y gracia de lo vivo,
descubriendo los sentidos de las piedras,
en busca de "fados" y reflejos en el "Tejo",
mientras la esperanza cicatriza el alma,
y la aventura ciega de luz "os olhos".





































Curva
de "luta", navajas, calles y besos
se alza Alfáma, antigua de olor y sentimientos,
cuna de melancolía y vida, paseando días
prendidos de tímida piedra laberíntica,
de flores en balcones sensibles y humanos
y ropa tendida encalada de lo vivido
secándose inquieta a la luz del día.





























Abierta
de labios sedosos y galantes
la boca de "Belén" se adentra en mareas,
borracha de sensualidad, jardines y "descobertas"
mientras "La Baixa" respira azulejos
y mil caras de sal sin secar pinta el "Barrio Alto",
todas de piedras apretadas, de sonrisas y conquistas,
eternidad accediendo a la luz por las "escadas da Graça".







































































 









Intima
ante el horizonte siempre protegida
por la inmensidad del "Cristo Rei"
entre el cielo y la tierra, atesora
ecuaciones de historia y gentes
de abiertas puertas al aire atlántico
que entra por sus rincones
al roce de las existencias y el "estrondo das pedras".

































Espera,
la luz que penetre por sus vidrieras,
la verticalidad de sus claustros sedientos de visitantes,
la horizontalidad de su estuario que avanza
al océano para encontrar rutas a la tierra incógnita,
horizonte infinito donde se refleja
evocadora historia y la plenitud de sus gentes,
en recompensa el visitante respira tranquilidad.










FOTOS Y BITÁCORAS:AGFOVIC. DERECHOS RESERVADOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu mensaje